viernes, 14 de octubre de 2011

Diario de Exia Tulis - 14/10/2011

No puedo escribir, estoy taaaaaaan cansada... No me quedan fuerzas para nada. Hace cinco días que fui a correr y lo que al principio pareció una insolación se está alargando demasiado como para seguir creyéndolo. Tengo mucha hambre, pero todo lo que como lo vomito. No sé que me pasa. ¿Qué clase de enfermedad es ésta? Mamá ha decidido llamar al médico por fin y Polly ha venido a verme. Ciertamente, ahora es ella la que escribe o yo, debería decir. Bueno, sigo. Mañana viene el médico y espero que me diga de una vez qué es lo que tengo.
Estoy perpleja por la conversación que acabo de tener con los de la clínica. Mi madre prefirió que describiera yo mis síntomas ya que ella no los comprendía, y con voz ronca le expliqué a la señorita:

"Había estado haciendo ejercicio cuando comencé a sentirme mal. Tenía hambre, comí y lo vomité. Y desde entonces sólo ha ido a peor".
"Dices que has estado haciendo ejercicio, ¿te notaste más cansada de lo habitual?"
"¿Yo? Para nada. Ha sido muy extraño, jamás había sentido tanta energía dentro de mí. Llevo toda la semana así, que se me escapan la fuerza y la velocidad sin control..."
"Hummm, creo que este caso debe tratarlo el Doctor Kendor, me pidió que lo avisara si llamaba alguien contando lo mismo que tú."
"¿Exia Tulis? Soy el Dr. Joshua Kendo. Reconozco tus síntomas, pero no te puedo revelar nada todavía."
"¿¿Cómo??"
"Lo siento, pero no lo entenderías. Pero, escúchame bien, Exia: cuando llegue el momento, recuerda que TIENES QUE PARAR A TIEMPO. ¿Me has oído?".
"Oído si, pero no entendido".
"Dale tiempo al tiempo. Y recuerda lo que te he dicho, es muy importante. Nos veremos pronto"

Y colgó, no disminuyendo sino aumentando mis preguntas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría saber tu opinión. Si te ha gustado no dudes en comentar :)