jueves, 20 de junio de 2013

ARTEMIS FOWL, LA MENTE CRIMINAL





Pues sí, hoy os vengo a hablar de una saga que probablemente conoceréis, aunque puede que no le hayáis dado una oportunidad. Artemis Fowl. Y es que, después de pelearme con las bibliotecas para que trajeran todos los libros, hoy por fin he terminado el octavo de ellos, lo que me deja con un sólo libro para terminar la saga. Por desgracia, todavía no ha llegado a España, pero no parece que falte mucho.

Antes que nada, para todos aquellos que salís corriendo ante una saga, debéis saber que este caso es diferente ya que los libros son prácticamente independientes y en cada uno trascurre una trama que queda culminada al final. Además, se leen tan rápido que, antes de que te des cuenta, ya estás buscando el siguiente.



Click para ampliar
Artemis Fowl es malvado, arrogante, tremendamente inteligente y casi aún más rico. Y sin embargo... sólo tiene 12 años. A lo largo de la saga, Artemis va creciendo y, a su vez, madurando, para convertirse en una persona completamente diferente a la que era al comienzo de la historia. Sin embargo, hay algo que nunca cambia: su genialidad y su pasión por los trajes de chaqueta.

En cierto punto resulta lógico que fuera Artemis Fowl, el humano más inteligente sobre la faz de la Tierra, quien descubriera uno de los secretos mejor guardados de la historia: la existencia de las criaturas mágicas. Aunque no son como algunos se imaginan, con una varita mágica, alas de mariposa o una olla de oro para quien encuentre el final del arcoíris; no.

Click para ampliar
Si han logrado pasar desapercibidos durante tanto tiempo es porque se trata de una civilización muy bien organizada, con grandes agentes como Holly Canija y equipados con armamento de última generación, la mayoría procedente de los equipos de Potrillo, un centauro con una mente privilegiada y un pésimo sentido del humor.

Y es que Artemis no esperará encontrarse con unos enemigos tan bien equipados y preparados, que no van a permitir que llegue un niñato humano a soltarles amenazas. Sin embargo, entre Artemis Fowl y la Capitana Holly Canija surgirá una profunda amistad, que lo cambiará todo empezando por el propio Artemis.

También conoceremos al enano delincuente Mantillo Mandíbulas, que en nada se parece a los amables compañeros de Blancanieves. Pese a todo, por mucho que Mantillo o el propio Artemis parezcan malvados, en los próximos libros nos encontraremos con antagonistas mucho peores cuyas intenciones van más allá de amansar fortunas o divertirse un rato. Entonces será necesario apagar un fuego con otro fuego, o lo que es lo mismo, una mente criminal con otra.





Esta saga, al igual que sus personajes, es especial. De eso no cabe duda. Si tuviera que destacar 3 cosas, serían:

1. El protagonista. Si no os habéis dado cuenta ya, Artemis Fowl probablemente sea uno de los personajes más interesantes y carismáticos que haya leído. Eso sí, su atractivo radica en sus decisiones y conversaciones porque, al ser de carácter callado, nunca sabremos mucho de lo que está pensando o siente.

2. Las descripciones técnicas. En cuanto Artemis y Potrillo se enfrascan en una discusión sobre la efectividad de uno de sus inventos, el autor se saca de la manga un arsenal de palabras técnicas (muchas de ellas inventadas) que encaja de forma que, aunque el lector no sabe de qué narices están hablandp, sencillamente entiende lo que es necesario entender. Vamos, es como si el autor hiciera algunos párrafos totalmente incomprensibles a drede y te dejara entender el siguiente por su importancia para la historia.
3. El estilo del autor. Como ya he dicho antes, Eoin Colfer tiene una gran imaginación y un agudo sentido del humor. Sus libros se leen muy rápido, en un suspiro, porque la lectura es ágil y llena de momentos de  tensión. Eoin sabe mantener al lector en vilo hasta el último momento y nunca, digo NUNCA, las cosas se resuelven de la manera más sencilla. En Artemis Fowl, nada es predecible y, aunque el final resulte complejo, siempre tiene sentido, las cosas nunca ocurren porque sí.


Bueno, y aquí lo dejo por hoy. Me quedo esperando el último libro para así poder decir que Artemis Fowl me ha gustado tanto o más que Airman, mi otra lectura de Eoin Colfer. Además, os dejo la página web de la saga, en la que encontraréis mucha info, contenidos interactivos y un diseño muy pero que muy guay.













5 comentarios:

  1. Artemis resulta enigmático e imprevisible. Y lo mejor, capaz de cambiar y de enmendar sus errores, por eso es más humano conforme avanza la historia y crece como persona.
    Las máquinas y su tecnología inventada es absolutamente genial. Ojalá des pronto con el octavo libro y culmines la saga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Irial, yo aparte de no leer sagas casi nunca, esta que reseñas ni la conozco!!!! tendré que reciclarme!!!! Me gusta como enfocas tu blog, tiene una imagen muy auténtica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!!!

    Uy, pues yo no conocía esto.... :P Pero siempre estoy abierta a descubrir cosas nuevas, así que tomo nota :D

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Sin lugar a dudas, una de las mejores sagas juveniles(/infantiles) de la historia :P Va a ser muy difícil para las próximas promociones superar a Colfer.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  5. Lo reconozco. Soy de esas personas a las que le suena la saga pero no se la han leído. Pero ¿¿12 años??? Pensaba que el prota era un tío mayor, jejeje. Veo que a ti te ha gustado mucho. A lo mejor pruebo suerte con algún libro :)

    ResponderEliminar

Me encantaría saber tu opinión. Si te ha gustado no dudes en comentar :)