martes, 28 de mayo de 2013

La Ciudad de los Libros Soñadores, Walter Moers





Poco antes de morir, Danzarote entrega a su discípulo Hildegunst von Mythenmetz un extraño manuscrito y le pide que se dirija a la ciudad de los libros soñadores. Al leer el libro, el joven Hildegunst descubre que su autor tiene un don único, el Orm, y se dispone a buscarlo en aquella extraña ciudad. Hildegunst descubre un lugar subterráneo poblado por fantásticos personajes obsesionados con los poderes secretos de los libros, libreros de viejo y coleccionistas de rarezas literarias, cazadores de libros capaces de matar por un manuscrito deseado...

Deberá reunir todo su valor para adentrarse en las catacumbas donde se esconde el temible rey de las sombras. Empiezan entonces para el joven unas muy inesperadas y fascinantes aventuras por el mundo mágico de los libros.




 


Poco os puedo decir del libro sin destriparos la trama como un tiranosaurius rex, salvo que cualquiera que ame la literatura tendrá un hueco en su corazón para este libro. Puede ser pesado a ratos, un tostón, demasiado detallado o de lectura lenta; pero está escrito deliciosamente y, no sé como, logra que te quedes en vilo hasta el final. Sin embargo, no es lo que se dice un libro "emocionante". Como ya he dicho, el estilo es minucioso y lento, mas muy bien escrito; y creo que es eso lo que te lleva a continuar leyendo. Por tanto, considero que, mientras que la mayor parte de los libros te proporcionan emociones fuertes e inmediatas que te llevan a devorarlos en un par de días, La Ciudad de los Libros Soñadores es de efecto lento, casi invisible, pero duradero y prolongado. Probablemente ésta haya sido una de las novelas que más tiempo me ha costado leer, no porque no me haya gustado, sino que, por las características anteriores, lo he disfrutado lentamente, como degustándolo para no perderme en las grandes descripciones plagadas de detalles.

 
click para ampliar
Otro punto muy interesante son los "guiños" que continuamente hace el autor a los grandes de la literatura, de una forma muy original. Al transcurrir la historia en un mundo imaginado llamado Zamonia, en el que todo es distinto a lo que conocemos, no es de extrañar que tampoco existan los mismos autores y obras de las que todos hemos oído hablar; sin embargo, Walter Moers no deja de hacerles un homenaje sin fallar a la historia. ¿Cómo? Con anagramas. De esta forma, no hay página en la que no nombre una obra o cite un texto de reconocimiento mundial... cambiando el orden de las letras del nombre del autor y variando el título a su antojo. Os pongo unos ejemplos, para que veáis de qué estoy hablando:


 
Otra gran delicia de La Ciudad de los Libros Soñadores es su preciosa encuadernación y diseño interior. ¡No pasan 10 páginas sin encontrarte una ilustración! Suelen ser a página completa o incluso llegan a ocupar dos (como la de debajo) y están hechas a pluma y tintero. Completan muy bien al texto y relajan la posible pesadez de las parrafadas, además de resultar muy sugerentes al lector.

 


 
 
En resumen: La Ciudad de los Libros Soñadores, es un libro hecho por y para amantes de la literatura. Se lee despacio y sin prisa, saboreando cada detalle, como las bellas ilustraciones y los inteligentes anagramas literarios.
 
 
 
------------------------------------------------------------------------------------------------- 
 
 
Walter Moers, bajo el pseudónimo de Hildegunst von Mythenmetz, te reta a adentrarte en las profundidades de Bibliópolis, donde acechan todo tipo de peligros tras gruesos tomos abandonados de incalculable valor, montañas y montañas de libros.

¿Aceptas el desafío? 
 









15 comentarios:

  1. ¿Dónde hay que firmar? Como bien comentas, la edición es preciosa. Solo por eos ya me llama poderosamente la atención, pero es que encima un libro sobre la misma literatura... es complicado resistirse ya a eso.

    El que sea un libro algo lento es algo que no me importa si está bien escrito y es una lectura con la que disfrutas. Quiero decir, El señor de los anillos no se caracteriza por su fluidez y es una de mis lecturas favoritas =)
    Queda apuntado.

    ¡Genial, te veré el sábado entonces! De keep calm nada, estoy de los nervios jajaja, aish, que ganitas x3 Besoteees

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy super despistada... He ido a marcarlo en la wishlist de GR y veo que es un cuarto volúmen de saga, ¿se puede leer de forma independiente o hay que ponerse con la saga??

      Eliminar
    2. En teoría pertenece a una saga, pero yo no lo supe hasta después de terminarlo, en GR. Pero bueno, en la práctica se puede leer independientemente ya que lo único que comparten es el universo en el que transcurre la acción: Zamonia. Como podrían ser ESDLA y El Hobbit xDDD

      Un besito

      Eliminar
    3. Y si, en la BLC nos vemos fijo ;))) Y de calm nada jaja yo también estoy muy nerviosa que a mí las multitudes... Un abrazo enorme

      Eliminar
  2. Hola Irial... acepto el desafío porque me ha encantado el título, tu reseña... y también me gusta que tenga ilustraciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hay libros, que si te gusta el aire que se respira... Casi mejor que no acaben ¿no crees?
    Los anagramas homenajeando furtivamente a los grandes de la literatura me parece un gran detalle. No imagino mayor reconocimiento que una referencia implícita, sin tanta pompa e infinito respeto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ni siquiera conocía este libro, pero apuntadísimo me lo llevo tras leer tu reseña. Claro que acepto el desafío!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué curiosa la novela que nos traes hoy, Irial! Por lo que veo, de esas para saborear con calma y despacio :)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de leerlo, desde la primera vez que lo vi en la biblioteca; el hecho de que trate sobre libros, y las maravillosas ilustraciones que tiene son dos grandes puntos a favor de su lectura... Después de tu reseña, seguro que no tardo nada en cogerlo, y empezar a disfrutarlo (aunque sea de forma lenta) :3

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!!!!!

    ¿Acepto el desafío? ¿sí, no? Uffff, es que mira que tiene buena pinta pero, lo libros tan pesados y lentos me agobian jajaja Bueno, vale, compensa si está bien escrito, y además con esas ilustraciones... ¡es que me encanta! *_* Pero no sé, me echa para atrás que se haga lento :(

    Prometo pensarlo ^^

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. :) Es verdad, se puede hacer pesado ser tan minuciosos, pero con calma y tiempo ¿por qué no? Además las ilustraciones son un reclamo, yo lo voy a mirar con buenos ojos, a ver que pasa. Besos

    ResponderEliminar
  9. Lo he leído y mira, te diré como curiosidad que me gustó más la historia en el idioma original que su traducción al castellano. De hecho tengo pendiente hacer una relectura para contrastar en condiciones que me pasara eso
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Que maravilla de libro!!
    Tanto el titulo, como la trama y las ilustraciones me han enamorado.
    Pero reconozco que ahora mismo libros lentos con tanto detalle me terminan cansando.
    Un fallo que he de corregir, pero desde luego, apuntado se queda
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  11. Hola Irial, que reseña más interesante!!!!! Precioso libro y con ilustraciones!!!!!
    Hasta hoy no he descubierto tu blog, con tu permiso me quedo por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Irial, he venido por el enlace que me dejaste en un comentario. Una reseña estupenda, me han dado nuevas ganas de hincarle el diente a este libro. Los dibujos de Moers son lo mejor, jejeje,

    PD: Por cierto, tienes un premio en mi blog ^^ cuando quieras te pasas a por él. 1besito!

    ResponderEliminar

Me encantaría saber tu opinión. Si te ha gustado no dudes en comentar :)